Aullidos, pulque y blues.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 22 del mes de mayo del año 2019

Tremenda fiesta se armó en la celebración del Día Internacional de los Museos, y nosotros, andariegos por esencia, nos topamos con una talentosa banda que en todo momento hizo bailar y chasquear los dedos a los presentes a ritmo de rock y blues:

El recién inaugurado Museo del Pulque y las Pulquerías, no quiso quedarse a un lado en esta celebración,  y que gracias al impulso y esfuerzo de sus creadores, se está consolidando como uno de los ejes y referentes culturales en la gran urbe.

En este contexto, y dentro del RECORRIDO MUSICAL que ofreció el sábado pasado, entre otras bandas, se presentó una estupenda alineación originaria de la Ciudad de México:  AULLIDO, quienes, a través de sus cuatro integrantes y su bella corista, dieron una extraordinaria cátedra de como encender una fiesta.

Cómo dos guitarras, un piano, teclado y voz consiguen sonidos personalizados, eso junto a estribillos cadenciosos y pegajosos hace que se le tenga en cuenta a la hora de escuchar canciones nuevas de rock y blues.

Integrado por Víctor Apaseo en la voz y teclados, Ben Ávila en la guitarra, Luis Guiot en el bajo y Cristopher Gómez en la batería, conjugan talento y mucha energía, que contagiaron al público que siempre los acompaña e incluso aquellos melómanos que tienen la fortuna de encontrarlos en el camino.

Un auténtico ambiente de fiesta fue el que se vivió esa tarde de aullidos y finos pulques. A simple vista, la sala lucía abarrotada. Buena música y una actitud inamovible, es todo lo que se puede pedir a un grupo.

Aquí el menú completo que presentó la banda, acompañados con ricos curados:

Hay que mencionar que el Mes de los Museos se celebra desde 2017, la fecha fue instituida anualmente mediante acuerdo en 2018 por el Gobierno de la Ciudad de México para conmemorar el Día Internacional de los Museos; establecido el 18 de mayo por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Por el fotógrafo nómada