Evolución y revolución del periodismo del rock en México.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 13 del mes de junio del año 2019

En el marco de la Feria Internacional de la Música para Profesionales (FIMPRO), se llevaron a cabo reuniones encabezadas por periodistas, amantes del rock y conocedores sobre de la cobertura de conciertos.

Para ello se organizaron Mesas de trabajo donde imperaron las anécdotas.

Como sabemos, en los últimos 30 años los conciertos en México se volvieron una cotidianidad. Esto gracias a que el rock dejo de ser prohibido, música de mariguanos y salir del subterráneo por haya de 1991. Es así como se vio un creciente desarrollo en la escena independiente y alternativa.

Gracias a esto, es de vital importancia seguir contando con cronistas que plasmen sus experiencias y compartan sus hallazgos de manera crítica y objetiva de lo que se vive desde las entrañas de un evento.

Tuvimos la oportunidad de estar presentes en la charla que sostuvieron: Víctor Roura, Javier Quirarte, Javier Hernández García “Chelico” y Miguel González Galicia “El Galicia” reconocidos personajes y respetados por su trabajo en el quehacer periodístico desde el siglo pasado.

Víctor Roura, es un referente del periodismo cultural en México. Su sección en el periódico El Financiero hizo historia. Es una de las voces más autorizadas en materia de periodismo y rock. Sus conocimientos en la materia son enciclopédicos y sus memorias llenas de anécdotas de redacción y coberturas.

Roura, Quirarte y Chelico, quienes eran mal vistos en sus inicios por escribir sobre rock, se reunieron para desentrañar los aspectos elementales de un manual periodístico para quien quiera dedicarse a la cobertura de conciertos musicales.

Durante casi dos horas de charla, los especialistas acudieron a sus años de gloria como periodistas y reporteros de la fuente, fueron enfáticos en que todo. “aquel que se precie de escribir sobre música, debe tener un amplio conocimiento de la misma” puntualizo Roura.

Para Chelico y Roura, su primer acercamiento al rock fue a través de las ondas hertzianas (radio), hoy en desuso.

El maestro Roura fue honesto al afirmar que para poder escribir y hablar de música, tuvo que aprender a tocar algunos instrumentos, además confeso que están por publicar tres tomos sobre rock con diferentes tópicos que él escribió. Su gusto surgió desde el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) por La Otra Música; es decir, aquellos géneros o artistas que están lejos de los reflectores y atención mediática. Mientras que su padre (conductor de trolebús) disfrutaba del bolero o las rancheras, él se inclinó por escuchar la música que no se tocaba en la radio.

Revelo que no le gusta que otros colegas más jóvenes hablen bien de él, sino que escriban bien sobre lo que desean relatar.

Los presentes reprobaron que algunos los “periodistas” de la fuente, han dejado de hacer su trabajo para convertirse en fans de las bandas y estar más interesados en tomarse la foto o vitorearlos.

Coincidieron en que es muy difícil ser “amigos íntimos” de los artista, ya que esperan que hablen todo el tiempo de ellos.

Hoy día Victor Roura no espera ser acreditado para acudir a cubrir conciertos, si desea acudir a alguno, prefiere comprar su boleto. En el caso del maestro Quirarte, no le interesa cubrir conciertos, a últimas fechas sus escritos están alejados de rock, su inclinación va más hacia la música clásica o el jazz. Chelico, es el único que sigue activo dentro de los guitarrazos y tamborazos.

A manera de chascarrillo, comento Quirarte que el periodista que es rico, resulta sospechoso, esto lo dijo porque que  el maestro Chelico comento ser de clase baja.

Para Victor Roura hoy día toda la música es Rock, “hasta Lila Downs es Rock”. Con el paso del tiempo el rock&roll se ha vuelto música infantil.

Para Chelico, el rock se ha vuelto muy ecléctico, no solo se compone de blues o country, sino de otros géneros. “El rock es un estado de ánimo”

Quirarte dice que es muy amplio el espectro y que en un simple clic hay mucho por descubrir. El llego al rock escuchando blues.

En el pasado, por ser críticos en la materia, muchas de las veces resultaron incómodos para managers, disqueras y artistas, por lo que en su momento fueron excluidos de eventos.

Debemos puntualizar que los críticos han existido desde siempre, si nos vamos a la historia, las crónicas musicales en nuestro país se remontan a la segunda mitad del siglo XIX, publicando por primera vez en los llamados álbumes o repertorios de partituras, y los periódicos de música. Ver artículo:

http://www.polifoniared.com/musica/periodismo-musical-y-su-historia-en-mexico/

En época donde imperan los blogs, páginas y todo mundo tenemos la osadía de escribir y relatar sobre música, es importante conocer y reconocer a los que hicieron historia.

Para tal efecto, fue de vital importancia que FIMPRO convocara a especialistas, quienes de una manera cúbica y desde diferentes frentes, apuntalan los nuevos retos de cubrir un concierto masivo desde su promoción hasta su realización.

Gracias a que la música sigue en constante movimiento, reiteramos la necesidad de seguir contando con periodistas y apasionados por este arte abstracto, para que sigan dejando huella de lo que sucede en pleno siglo 21, donde se vive una sobre oferta de festivales.

A continuación les dejamos el PODCAST de la plática completa, para que no exista duda de lo que se dijo:

Por @FaustoAra72