Polifonia Logo

Metal en el Lago, primera edición.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 4 del mes de diciembre del año 2018

No todos los festivales de música en México están hechos con grandes presupuestos y estrellas del mainstream, encaminados a gastar fortunas para poder acceder a ellos. Afortunadamente los melómanos tenemos alternativas más sencillas, menos grandilocuentes, accesibles a nuestros bolsillos y sobre todo con la presencia de grandes artistas. Uno de esos festivales es Metal en el Lago 1ra edición.

Se trata de un pequeño festival de rock, noise y metal avantgarde organizado por el Bestia Festival en colaboración con la UNAM.

Metal en el Lago 1ra edición se desarrolló en Casa de Lago, en una magnifica tarde de sábado otoñal, primero en el espacio sonoro con Matt Hollenberg —un joven guitarrista de Nueva York; Larry Kwartowitz y Jorge Chávez, para terminar en el Foro Arreola con la banda tapatía de Descartes a Kant y Cleric, oriundos de Filadelfia, que regresa a México después de dos años.

Matt Hollenberg

Matt Hollenberg

Larry Kwartowitz y Jorge Chávez

Larry Kwartowitz y Jorge Chávez

Descartes a Kant

Descartes a Kant

Cleric

Cleric

En medio de los sonidos de la naturaleza, entre las sombras de los gigantescos árboles y la pasividad del Lago de Chapultepec, predomino el ruido hecho arte a cargo de los artistas ya mencionados.

En el espacio sonoro, con total comodidad y prácticamente echados en tapetes o de plano en el pasto, mientras otros permanecían en bancos y de pie, hizo acto de presencia Matt Hollenberg compositor y guitarrista, que ejecuto varios solos de guitarra.

En el mismo lugar, aparecieron Larry Kwartowitz y Jorge Chávez, integrantes de Cleric y Descartes a Kant, para hacer lo propio con solos de batería, además de que tuvieron un artista invitado en el sax.

Más tarde, cuando la noche amenazaba con llegar, la actitud catártica, agridulce y ruidosa de los Descartes a Kant surgió en el Foro Arreola, para simplemente hacer explotar el escenario.

Llegada la noche y para finalizar la primera edición de Metal en el Lago, llegaron con su gallarda presencia los Cleric para hacer de ese apacible sábado nocturno, y verse como estrellas de fuego, deleitarnos con el arte de sus ruidos.

De esa forma se daba por concluida la primera edición del Metal en el Lago, un festival íntimo, sin pretensiones y con actuaciones magnificas, en un fin de semana que resulto más que gozoso.

Más festivales como estos ¡por favor!

Por @FaustoAra72