Mono Blanco: la travesía del Son Jarocho.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 7 del mes de mayo del año 2019

Tras llevarse el tercer día de actividades artísticas, dentro del marco del primer Festival de las Artes Naucalpan 2019, cerró con broche de oro, con la participación del reconocido grupo de son jarocho: MONO BLANCO.

Con un inclemente viento, en una tarde que amenazaba con llover, el público no se movió de sus asientos, a pesar de que hubo algunas interrupciones por cuestiones técnicas del sonido.

Dentro de las ejecuciones que se escucharon la tarde del domingo, fue una dedicatoria especial por parte de uno de los integrantes, quien dedicó las mañanitas por el cumpleaños de su esposa. Ocasión que aprovecharon para dedicarla a las madres presentes, por el 10 de mayo.

El director y fundador de la agrupación, Gilberto Gutiérrez Silva, dice convencido:
“Hemos sido una ventana importante de repente para los jóvenes, empezó a ser una opción aprender son jarocho Hay un boom del son jarocho, se siente en Veracruz y en la Ciudad de México. Está influyendo en grupos de rock, utilizan los instrumentos que se tocan en este género musical”.

Una ardua lucha, el grupo Mono Blanco, contra viento y marea, se ha dedicado a promover y difundir el son jarocho y a rescatar la fiesta del fandango. Para ello, ha recorrido el país y otras naciones. 

Con 42 años de trayectoria artística, esta agrupación ha grabado seis discos: Sones jarochos con don Arcadio Hidalgo y el grupo Mono Blanco I; Sones jarochos con don Arcadio Hidalgo y el grupo Mono Blanco II; Al primer canto del gallo; Sin tener que decir nada; Sones jarochos Vol 5, y El mundo se va acabar, Grupo Mono Blanco y Stone Lips.

Al finalizar la participación del grupo veracruzano, el público quedó embelesado y con una gran dosis de buena y alegre música, que dicho sea de paso, abarrotaron la explanada municipal.

Muchos de ellos constataron que no solo el Mariachi es el género representativo de México, sino que existen algunos que han puesto en alto el nombre de nuestro país dentro del llamado “folclore mexicano”.

Por El fotógrafo nómada

 

 Algunas de las fotos son cortesía