Polifonia Logo

Un drama humano que no se olvida.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 21 del mes de noviembre del año 2018

Hay grupos que nacieron para quedarse por muchos años y volverse una especie de culto, son pocos los que lo logran, una de esas bandas son Human Drama.

Para gusto y delicia de sus seguidores mexicanos, los californianos se presentaron en el marco de Música contra el Olvido.

Ante la mirada de cientos de fanáticos, estos músicos que dicho sea de paso los años les han sentado muy bien, ofrecieron una magnifica presentación recorriendo varios de sus éxitos.

Su característico estilo, con canciones que mezclan la tristeza acústica y de atmósfera gótica, fue lo que predomino durante una hora de sesión en vivo.

Como era obvio, se impuso en el escenario la presencia de su líder, el cantautor Johnny Indovina, escondiendo su rostro detrás de unos lentes oscuros y tímida barba de candado, enfundado en un atuendo completamente negro.

33 años han pasado del surgimiento de Human Drama y 3 años de su re encuentro y tal parece que la banda aún tiene mucho que ofrecer sus fanáticas vampiresas y caballeros de la noche, que los han seguido por varias generaciones. Ellos sentaron las bases del dark wave en la ciudad de Los Ángeles, California.

Hay que decir que Johnny Indovina, siempre a sentido una gran influencia y admiración por la música de Leonard Cohen, David Bowie y Tom Waits.

Por otro lado también queremos recordar que Música contra el olvido (evento en el que se presentó Human Drama) es el nombre del festival de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el que participa en el Día internacional de la Música.

Con él, se recuerda que la música es un lenguaje sin fronteras y que no distingue entre raza, edad o sexo. La música es la mejor herramienta contra el olvido porque todos, en todo el mundo, la escuchamos, la cantamos y la bailamos; porque en sus notas vive el tiempo detenido, porque da cuenta de lo humano, de lo que hemos sido y de lo que somos. La música es el sonido de nuestras vidas, el compendio de nuestra memoria, el resumen de nuestra historia individual y colectiva.

La edición 2018 de Música contra el olvido se sumó a las actividades conmemorativas por los 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, en el que todas las voces integraron un coro único a favor de la conciencia crítica, la lucha por la libertad y la defensa de las ideas.

 

En México, como en otras partes del mundo, ese año los jóvenes miraron de frente al autoritarismo, al sistema político, social y económico, a la violación reiterada de las garantías individuales, y tomaron las calles para inaugurar formas de expresión, para hacer ciudadanía, para consolidar derechos que disfrutamos las generaciones posteriores.

Por @FaustoAra72

foto de portada es cortesía