Velada junto a la Niña del Cabo.

Este articulo fue publicado por: Fausto el día : 4 del mes de abril del año 2019

En la solitaria calle de Saltillo #134  perteneciente a una colonia tan popular como la Hipódromo Condesa en Ciudad de México, se ubica el I Love my Self  que tuvo como invitada a una talentosa mujer cuyo nombre parece sacado de un cuento fantástico y misterioso: la Niña del Cabo.

En aquella velada esa niña de tan solo cuarenta y tantos años de edad, cuyo nombre real es Noemi Maldonado se dejó acompañar por un grupo de músicos igual de creativos que ella.

Una mujer nómada, aventurera procedente de Almería España, nos compartió su música, a veces pop, otras flamenco, rap o trip hop, que al  igual fusiona sonidos de varias partes del mundo.

La también compositora lanzo su proyecto en 2002 bajo el nombre artístico de Niña del Cabo, según declaraciones de ella porque así la hace sentir una chica de 20.

Sus canciones emanan frescura, amor, al tiempo que llaman a la reflexión en torno a una época llena de conflictos y violencia extrema no solo en México, sino el mundo entero.

La Niña del Cabo se ha tenido que ver orillada a ser no solo una artista pasiva, sino una mujer de protesta, por ejemplo ante las desapariciones forzadas o los feminicidios. Usa las canciones para atender el llamado de ayuda de gente rodeada de conflictos.

Originalmente quería estudiar artes visuales, ya que el cine y la escritura son de su preferencia.

Su primer disco Solerías, suena más instrumental con tintes de flamenco. Luego llega su segundo disco auto editado y creado de forma independiente, llamado ZUM,  ahí comienza a desligarse del pasado y deja la puerta abierta a otras músicas relacionadas con el folclore de culturas más anglosajonas como el rap, creando un estilo llamado FlamenHop, como ella misma lo define. En estos días esta por presentar su tercer material discográfico producido en Cuba, “Matajari Maldonado”.

Después de cautivarnos aquella noche y verla sentada solitaria al final de su presentación, en plena oscuridad sobre la calle de I Love my Self (Saltillo #134) no nos queda en este espacio más que andar tras sus huellas para consolidar una entrevista y averiguar mucho más de lo que se dice en los portales de internet, trastocar su alma y sumergirnos en su laberinto mental, pues nos queda claro que su corazón habla a través de sus canciones.

Por @FaustoAra72